• RNT

Se le investigara homicidio de exnovio a Marina, la mujer que mató a su hermana en Tampico


Marina le encajó un cincel 2 veces en la cabeza a su hermana hace poco más de un mes, pero además de ese asesinato, es la principal sospechosa de haber matado también a su propio novio.

Investigaciones de la Procuraduría General de Justicia indican que esta mujer es la principal y única sospechosa de la muerte de su novio Luis Alberto, ocurrido hace aproximadamente un año, en el mes de octubre. 

De la forma en que asesinó a su hermana, tuvo la osadía de llevar a su exnovio Luis a una vivienda sola y con rocas le destrozó la cabeza con gran saña. Junto al cuerpo dejó una cartulina con una leyenda alusiva a un narco mensaje; es decir, "ella trató de desviar las investigaciones para hacer creer que se trataba de un ajuste de cuentas", declaró uno de los agentes que realizaron su captura. 

Luis Alberto era residente de la colonia Primera de Mayo de Pueblo Viejo, Veracruz, cruzando el río. Aquello hechos ocurrieron en una vivienda ubicada en la calle Pénjamo, entre Baja California y Ferrocarril de la colonia Miguel Hidalgo en Ciudad Madero. 

Luis A Arzola tenía el rostro completamente cubierto con una bolsa para la basura color rosa la cual tenía a un costado una roca. Aproximadamente a 40 centímetros de su brazo derecho estaba otra piedra de gran tamaño y a aproximadamente 20 centímetros de su cabeza otra piedra destrozada con restos de sangre. La asesina, vistió la escena del crimen haciéndolo pasar por una posible narco ejecución y dejó un cartón con una leyenda alusiva a un ajuste de cuentas entre bandas delictivas. 

Familiares de Luis Alberto narraron a la autoridad que el día de los hechos salió muy apurado tras recibir una llamada de Marina, tomó el carro de su hermano y se fue a toda velocidad, pero lamentablemente horas después lo encontraron muerto. 

Agentes periciales de la PGJ encontraron que se trata de una psicópata de muy alta peligrosidad, por lo que es sometida a estudios y existe la posibilidad de que sea excarcelada del Centro de Ejecución de Sanciones de Altamira y trasladada al hospital psiquiátrico de Tampico bajo custodia.

Sobre la otra víctima, Nataly era madre de tres pequeños, tenía 28 años de edad y vivía feliz con ellos en la ciudad de Tampico. Marina y Verónica Martínez Rivera son hermanas de Nataly, según sus familiares siempre la presionaron y maltrataron, ella les tenía miedo, vecinos y conocidos decían que las dos hermanas “estaban locas y eran agresivas“. Las hermanas amenazaron de muerte a Nataly dos días antes de que fuera asesinada, fueron a su casa a pedirle disculpas y como la joven madre era muy noble inmediatamente aceptó, les dio un voto de confianza y creyendo en el parentesco consanguíneo y al amor fraternal olvidó todo. 

Nataly fue drogada y golpeada, le rompieron el cráneo y otros huesos, la. A Marina no le bastó ver sufrir y llorar a su hermana, decidió grabar lo que hizo captando el video de cómo lloraba y cómo se desangraba mientras escuchaba música de banda a un alto volumen, posteriormente la amarró con cinta y la dejó en la calle.

Es información de Milenio.com


4,333 vistas